Contacto  MEFF  
Cabecera BME Clearing BME: Bolsas y Mercados Españoles
Home / Gestión Garantías / Control del riesgo de liquidez >
Control del riesgo de liquidez

CONTROL DEL RIESGO LIQUIDEZ

Un mínimo del 30% del importe total de garantías exigidas por BME CLEARING por todos los conceptos y en todos los Grupos de Contratos debe estar materializado en efectivo en euros.

Si dicho porcentaje llegara a disminuir por debajo del 30%, los Miembros Compensadores cuyo importe de garantías exigidas por BME CLEARING, por todos los conceptos y en todos los Grupos de Contratos, no se materialice al menos en un 30% en garantías en efectivo en euros, deberán reajustar su garantía depositada hasta alcanzar dicho porcentaje, en un plazo no superior a 5 días hábiles.

BME CLEARING supervisa diariamente éste requisito, y dispone de procedimientos para gestionar el riesgo de liquidez y asegurar que puede hacer frente a las obligaciones de pago en situación normal o excepcional.

Siguiendo la normativa EMIR, Artículo 44 del Reglamento (UE) Nº 648/2012, BME CLEARING cuantifica diariamente, tanto intradía como a fin de sesión, cuál es el estado de sus recursos líquidos y, en consecuencia, las necesidades potenciales de liquidez, en varios escenarios que comprende tanto (a) circunstancias normales (previsión de pagos de la próxima liquidación multilateral) como en (b) circunstancias de stress (coste de cerrar la posición de un Miembro si incumple en una situación de stress test).

(a)   Circunstancias normales de mercado

BME CLEARING realiza una estimación en tiempo real de las necesidades de liquidez para la próxima liquidación multilateral en el sistema TARGET2 - Banco de España.

Para cada Miembro Compensador calcula la “necesidad de liquidez” en la próxima liquidación multilateral.

La Deuda Soberana aceptada en las Circulares de Materialización de Garantía de la ECC reduce la necesidad de liquidez.

BME CLEARING, además de analizar cada Miembro Compensador aisladamente, de acuerdo con el Artículo 44 del Reglamento (UE) 648/2012 evalúa el impacto del incumplimiento de los 2 Miembros Compensadores con las mayores necesidades de liquidez.

La necesidad de liquidez resultante se compara con una parte de los recursos líquidos pre-financiados de  BME CLEARING: 25 millones de euros que forman parte de los recursos propios de BME CLEARING más el 50% de garantías depositadas en efectivo aportadas por el resto de Miembros.

Si los recursos asignados por la ECC no cubrieran la necesidad de liquidez, se realizaría un prorrateo entre los Miembros afectados para ver qué parte del déficit de liquidez corresponde a cada uno.

Los Miembros en dicha situación con garantías depositadas en acciones en la ECC deberán sustituirlas de forma inmediata por efectivo en euros hasta que desaparezca el déficit de liquidez.

Si en el cálculo realizado a final de sesión existe una necesidad de liquidez por parte de los dos mayores Miembros Compensadores o por parte de algún Miembro Compensador aisladamente, BME CLEARING podrá separar la componente del cargo por incremento de garantía exigida del cargo por pérdidas y ganancias y primas netas si esta medida asegura la realización de la liquidación multilateral.

Para aquellos Miembros Compensadores que formen parte de un mismo grupo empresarial, se agregarán sus riesgos a efectos de medir el riesgo global de liquidez de la ECC.

(b)    Circunstancias de stress test

BME CLEARING calcula a final de sesión la necesidad potencial de liquidez resultante del incumplimiento de los 2 Miembros Compensadores con más riesgo en situación de Stress Test, de acuerdo con el artículo 44.1 del Reglamento (UE) 648/2012.

En cada Grupo de Contratos, para todas las cuentas compensadas por un Miembro Compensador se calcula la pérdida de valor registrada en la posición abierta en situación de stress test en cada escenario, de acuerdo con el Anexo I de la Circular de Stress Test de la Garantía Colectiva. Se suman las pérdidas por escenario.

Se determina el peor escenario, el que da una mayor pérdida, en cada Grupo de Contratos.

Se suman las pérdidas de todos los Grupos de Contratos, y el resultado se denomina Cargo previsto en situación de stress test.

La ECC calcula para cada Miembro Compensador la necesidad de liquidez si, una vez se ha realizado la liquidación multilateral en la siguiente sesión, se produce una situación de stress test.

Se seleccionan los dos Miembros Compensadores que cumplen uno de los siguientes criterios:

  1. Los dos Miembros con un cargo mayor en situación de stress test
  2. Los dos Miembros con mayor necesidad de liquidez en situación de stress test

Bajo cada criterio, la necesidad de liquidez de los 2 Miembros se compara con los recursos líquidos pre-financiados de  BME CLEARING de los que se utilizan 25 millones más el 50% de garantías depositadas en efectivo aportadas por el resto de Miembros. Si dichos recursos líquidos no cubren la necesidad de liquidez, se hace un prorrateo entre los Miembros afectados.

Si alguno de dichos Miembros con necesidad de liquidez sin cubrir tiene garantías depositadas en acciones, deberá substituirlas en 1 día hábil como máximo por efectivo en euros o por Deuda Soberana hasta que desaparezca el déficit de liquidez.

Al igual que en condiciones normales de mercado, para aquellos Miembros Compensadores que formen parte de un mismo grupo empresarial, se agregarán sus riesgos a efectos de medir el riesgo global de liquidez de la ECC.

El control de riesgo de liquidez también se realiza a nivel de agente de pagos

 

 

Síguenos en:
TwitterFlickrLinkedinYouTube
pie Quiénes somosMapa webDisclaimerPolítica de PrivacidadPolítica de cookiesAviso legalPago proveedores